lunes, 23 de enero de 2012

Crochet e infinidad de cuadritos,


Tengo que esperar todos los días alrededor de dos horas en trayecto de casa y cosas que hacer, porque esta modernidad nos ha traído a las personas infinidad de minutos desperdiciados observando una luz roja, tal como un caballo de carreras, esperando cambie a verde para salir corriendo, algunos para poder pegarse al claxon con total desesperación, pues sienten que al hacer ruido llegaran más pronto.
El caso es que descubrí el mejor relajante en el los embotellamientos y semáforos.
Mi primera opción fue meter un libro, pero no logras apreciar la lectura pues debes estar pendiente del "arranqueeeen", segundo intento, por ser muy ligero, lleve mis navetas cargadas de hilo y un proyecto en la mente, pero la calidad del trabajo dejaba mucho que desear pues debía parar el trabajo en repetidas ocasiones. Opte como tercer intento, CROCHET, tome una madeja, un ganchillo y una falda en la cabeza. Para hoy llevo haciendo varias faldas, blusas, monitos, hasta una colchita para sus piernas le hice a mi mamá, para el frío de invierno, pues el crochet puedes pararlo en cualquier momento no se nota el cambio de tensión y es fácil de llevar, así que mi eterno acompañante es un bollo de hilo y un gancho de crochet.
Por esta razón acepté el reto de Gisella, en el blog de Acrochet, porque es un proyecto grande, eso creo,pues no sé que es lo que estoy haciendo; debo realizar 100 cuadritos como el de la foto y hasta ahí sé. Pues a hacer cuadritos que me causan mucha ilusión y me emociona el proyecto al ser compartido, ya iré actualizando cómo se va realizando y sobre todo de qué va.
Si álguien quiere unirse a este enigmtático proyecto, los invito navegar en el blog "acrochet"

1 comentario:

Beatriz dijo...

hoy llevo 50 cuadritos uffff